viernes, 19 de octubre de 2012

Galletas de avena para tu ♥ (y tu pancita)


Amo saber que hay gente que me lee. Que de VERDAD me lee y me sigue aunque no comente. Y que me hace pedidos especiales. Por ahora, la mayoría es gente que quiero, que me conoce desde hace tiempo, y siempre, de alguna manera u otra, prueba alguna de mis creaciones. Para ellos, mis seguidores de siempre, esta receta.


Estas galletitas son lo que buscarías cuando querés satisfacer ese antojo de crocante, dulce, pero a la vez "hacerte el sano". Digo hacerte, porque por más que sean 80% avena, ¡son casi 90% manteca! No son galletitas secas, tienen un interior... chewy.

Con un cafecito... ¡mmm!
¿Viste que a veces las palabras en otro idioma son perfectas para decir lo que querés? Chewy vendría a ser fibroso, pero no suena rico y no es específicamente lo que quiero decir. Es una mezcla de masticable, una galleta que en el interior la mordés y se te queda un poquito pegada, y crispy en el exterior, crocantita, por los bordes. Pero lo mejor de todo, es que es super personalizable. Yo dividí la masa en 3, y agregué a mi antojo nueces, chips de chocolate y otras las dejé solitas para que afloren en todo su esplendor. Sin más preámbulo, la receta:


GALLETAS DE AVENA
Receta ligeramente adaptada de Epicurious

Para 50 galletitas aprox.

Ingredientes 


500 g de avena tradicional
190 g de harina 0000
1 cdita de polvo de hornear  
285 g de manteca
140 g de azúcar
2 huevos
esencia de vainilla  
1 pizca de sal 
1 pizca de canela (grandecita, yo le puse poco y ni se notó)

NOTA: Podés agregarle millones de cosas, como especias, ralladura de naranja, de limón, chocolate, nueces, almendras, canela, clavos de olor. Las posibilidades son infinitas.


Procedimiento

1. Prendé el horno a 180° para tostar las nueces, en el caso que las uses. Vigilalas. En menos de 10' están.
2. Mezclá el harina con la avena, el polvo de hornear y la pizca de sal. 


3. En otro recipiente, batís la manteca con el azúcar hasta que se vea ligera y esponjosita.
4. Agregás los huevos y la vainilla, y batís hasta que todo esté bien unido.
5. En el bowl de la avena, agregás esta mezcla, y lo unís hasta que apenas este combinado. Yo usé las manos, porque era más fácil. Es una masa que lo permite.


6. Este es el momento donde le agregás lo que querés: almendras, nueces, pistachos, chocolate, frutos disecados. Yo opté por nueces. Quedaron impresionantes.
7. Con una medida standard, como una cuchara, haces una bolita  y la presionás ligeramente.
8. Colocás cada bolita a por lo menos 2 cm de distancia, para que no peguen. Esto es por las dudas, no se expanden demasiado.
9. Horneá por 8 minutos, máximo 12, y girá en mitad de la cocción.
10. Transferí a rejillas para que se enfríen y disfrutá!


NOTA AL PIE: si las armás como bolita, van a quedar más crocantes y firmes. Si las aplastás hasta formar un disco gordito, van a quedar chewy por dentro y crispy por fuera. Depende de tu gusto. Yo hice ambas opciones, pero me gustó la segunda porque la avena de por sí es bastante seca.
Recomiendo fervientemente probarlo con frutos secos. Yo dividí la masa en 3: solas, con nueces y con chips de chocolate. Es una galletita PARA frutos secos. Definitivamente. Y café. Un rico y humeante café.








4 comentarios:

  1. Hermosas! Y la avena ayuda muuuucho!! :D

    ResponderEliminar
  2. Tu blog es un lujo! Quiero hacerlas, pero no encuentro la cantidadd e avena q debo usar! Y me ayudas con algo: vi tantas avenas q estoy mareada, vi Instantane, tradicional...despues super fina y gruesa. Aca veo q usaste la tradicional...las demas para q son?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ally, que lindo cumplido!! Te cuento: Son 500 g de avena tradicional. Es que tengo un problema con el diseño del blog que algunas cosas se me suben al lado de la foto. Estoy intentando corregirlo, pero soy un queso con la programación.
      Respecto de los distintos tipos de avena, yo la instantánea suelo mezclarla con media taza de leche caliente y miel y queda súper rica y blandita en 30 segundos. En cambio, si usara la tradicional, tendría que hervirla unos minutos en cacerola. En fin, es más complicado. Y en la página de Quaker dice que la super fina es perfecta para rebozar. Yo creo que la tradicional o la instantánea funcionarán perfecto para las galletitas porque la hojuela es más grande.
      Probalas y cualquier duda, volveme a escribir!
      Un beso grande!

      Eliminar

¡Me encanta que comentes! Lo que todo bloggero busca y espera es que haya un feedback. Si te gustó lo que compartí, ¡comentá! Leo y respondo todo. ¡¡¡Muchas gracias!!!